sábado, 21 de diciembre de 2013

DISFONÍAS

Las disfonías son alteraciones en el sonido de la voz. Son las mal llamadas "Ronqueras". No es lo mismo Afonía que disfonía.
Las Afonías son alteraciones totales en el sonido de la voz.. Los que la padecen, son incapaces de emitir algún sonido audible a una distancia considerable. Por el contrario, las disfonías son alteraciones de la voz, pero parcialmente.

Unas de las causas más comunes que provocan esta alteración son:
- Uso excesivo de la voz.
- Irritaciones de la faringe-laringe.
- Amigdalitis no tratada.
- Consumo de antibióticos por más de 7 días.
- Consumo de alimentos que provoquen acidez o reflujo.
- Estados gripales.
- Fumar.
- Consumo de bebidas gaseosas o alcohólicas.
- Cambios ambientales bruscos.
- El no usar técnicas de canto correctas.
- Consumo de bebidas heladas en un día de calor intenso.
- Automedicación.
- Parálisis de los nervios laríngeos recurrente.
- Nódulos vocales.
- Tumores y cáncer de garganta.
- Poco consumo de agua.
- No calentar previo a una sesión de canto.

Como evitarlas:
- Calentar antes de cantar.
- No automedicarse.
- Tomar remedios naturales, endulzados con miel o papelón.
- Comer alimentos ricos en vitaminas B, A, E, y C.
- Evitar bebidas gaseosas previo al ensayo u otra actividad que involucre cantar.
- Consumir abundante agua.
- Evitar lugares de frío extremos sin la protección adecuada.
- Evitar alimentos con alto contenido de grasas, azúcares, muy ácidas, muy picantes, muy calientes, o muy fríos.
- Evitar ser contagiados de estadíos gripales, y si ya has sido contagiado, es importante que no te automediques, que guardes reposo, y si ya llevas más de 5 días con el malestar, acudir inmediatamente con un médico.
- No Fumes.
- Comer 2 o 3 horas antes de cantar, nunca inmediatamente.
- Come manzanas, tiene propiedades astringentes.
- No consumas jenjibre sólo. Este es muy caliente, al llegar al estómago puede causar úlceras, acidez o reflujo, lo cual es igual de dañino para tus cuerdas.
- No consumas el jugo de limón puro, al ser tan ácido puede aumentar la sed, y si no tomas agua puede causar irritación. NO TODA AFECCIÓN DE LA GARGANTA PUEDE SER TRATADA CON LIMÓN.

REMEDIOS CASEROS PARA SU TRATAMIENTO:
-Tomar caldos de borraja o calabacín.
-Triturar, con la licuadora, una cebolla y luego agregar dos cucharaditas de miel. Colar la mezcla y beber unas tres cucharadas diarias de esta preparación.
Hervir un vaso de agua, dejar enfriar y agregar el jugo de un limón.  Luego, hacer gárgaras dos veces al día.
Hervir, durante 5 minutos, una cucharadita de llantén mayor en una taza con agua. Dejar enfriar y hacer gárgaras con la mezcla.
Añadir una cucharadita de tomillo en una taza con agua hirviendo. Dejar reposar durante 10 minutos, colar y añadir el jugo de medio limón y unacucharada sopera de miel.
Consumir rodajas de piña natural o bien beber su zumo.
Hacer, varias veces al día, gárgaras con una cucharada de sal en una taza con agua.
Trocear 2 puerros grandes y poner a hervir en un litro de agua durante 20 minutos.  Después, colar el caldo y tomar a lo largo del día.
Lavar y partir en dos un limón. Extraer su jugo y mezclar con medio vaso de agua y media cucharadita de bicarbonato de sodio. Tomar este remedio una vez al día.
Hervir 200 gr de zanahorias en un litro de agua durante 10 minutos.  Pasado ese tiempo, cortar en rodajas y exprimir.  Mezclar el jugo obtenido con 1 cucharadita de miel y tomar a diario hasta que pueda hablar bien.
Hacer gárgaras con una decocción de un bulbo de cebolla en una taza de leche. Para ello, se debe dejar hervir por 10 minutos.
Verter 1 cucharada de romero en una taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar refrescar.  Hacer gargarismos con infusión varias veces al día.
Tomar una infusión de piel de mandarina previamente lavada.
Realizar una infusión con 1 cucharada de hojas de eucalipto en una taza de agua que esté hirviendo.  Tapar y dejar refrescar.  Colar y efectuar varias gárgaras hasta recuperarse.
Rociar a un plátano (banana)  con panela, piloncillo, raspadura o chancaca rallada caliente.  Consumir a diario hasta que voz quede normal.
Hervir, durante 10 minutos, en un litro de agua un puñado de clavos de olor, el jugo de un limón pequeño y 1 cucharada de miel de abejas de sauco. Beber una taza tibia antes de acostarse.

FUENTE: Remediospopulares.com
Editado por. Anghelys Peñaloza
Fecha: 21-12-2013